La Casa de la Noche
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» Despertada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:48 pm por Zoey Redbird

» Quemada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:41 pm por Zoey Redbird

» Tentada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:35 pm por Zoey Redbird

» Atrapada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:31 pm por Zoey Redbird

» Indómita - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:25 pm por Zoey Redbird

» Elegida - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:19 pm por Zoey Redbird

» Traicionada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:13 pm por Zoey Redbird

» Marcada - Primer capítulo
Dom Sep 18, 2011 12:07 pm por Zoey Redbird

» Juramento del Dragón (P. C. Cast)
Sáb Sep 17, 2011 3:16 pm por Zoey Redbird

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




Atrapada - Primer capítulo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Atrapada - Primer capítulo

Mensaje por Zoey Redbird el Dom Sep 18, 2011 12:31 pm

ATRAPADA


Primer capítulo

El sueño comenzó con el sonido de unas alas. En retrospectiva me doy cuenta que debería haber sabido que era una mala señal, que con los cuervos Mockers viene siendo una perdida del todo, pero en mi sueño esto era solo el ruido de fondo, algo como un zumbido del ventilador o el televisor encendido en la QVC1.
En mi sueño yo estaba de pie en medio de un hermoso prado. Era de noche, pero había una enorme luna llena cerniéndose justo por encima de los árboles que enmarcaba el prado. Despidiendo una luz azul plata lo suficientemente fuerte como para arrojar sombras causando que todo pareciese estar debajo el agua y la impresión de aquello fue reforzada por la apacible brisa que hacia volar las suaves hierbas contra mis desnudas piernas en barridas y remolinos como olas que se sobreponen dulcemente contra un orilla. El mismo viento alzaba mi espeso cabello negro de mis hombros desnudos, sintiéndose al igual que seda flotando contra mi piel.
¿Piernas desnudas? ¿Hombros desnudos?
Miré hacia abajo y deje salir un poco de sorpresa, sip. Llevaba un vestido buckskin2 seriamente corto.
La parte superior del mismo se redujo en una gran V delantera y trasera, de modo que colgaran mis hombros, dejando mucha piel visible. El vestido en si mismo era asombroso.
Era de color blanco, adornado con flecos y plumas, los cimientos parecían brillar a la luz de la luna. Por todas partes estaba intrincado con diseños. Era imposiblemente hermoso.
¡Mi imaginación era malditamente genial!
El vestido hizo cosquillas en mi memoria, pero lo ignoré. ¡No quería pensar tan forzosamente-estaba soñando! En lugar de reflexionar el momento déjà vu3. Bailaba con gracia a través del prado, preguntándome si Zac Efron o incluso Johnny Deep iba a aparecer de repente y flirtear escandalosamente conmigo.
Mire alrededor cuando giré y me balancee con el viento pensando haber visto en un parpadeo que las sombras se movían extrañamente entre los enormes arboles. Me detuve tratando de indagar para así poder obtener una vista más atenta de lo que sucedía en la oscuridad. Conociéndome a mí y a mis extraños sueños, pude haber creado botellas de coca-cola colgando de las ramas como excéntricas frutas, solamente esperando que fuera a recogerlas.
Fue entonces cuando apareció.
En el borde de la pradera justo dentro de las sombras de los árboles, una figura se materializó. Pude ver su cuerpo porque la luz de la luna capturo las suaves y desnudas líneas de su piel.
¿Desnudo? Me Detuve. ¿Mi imaginación había perdido la razón? Yo No estaría realmente divirtiéndome alrededor de un prado con un tipo desnudo, incluso si él fuera el increíblemente misterioso Sr. Johnny Deep.
"Vacilas, ¿mi amor?"
Y con el sonido de su voz un escalofrío pasó por mi cuerpo y una terrible risa burlona susurró a través de las hojas de los árboles.
"¿Quién eres?" Me alegró que la voz de mi sueño no traicionara el miedo que yo estaba sintiendo.
Su risa fue profunda y hermosa como su voz, al igual que aterradora. Esto resonó en la parte de los observadores arboles hasta derivar de manera casi visible en el aire de mi alrededor.
―¿Pretendes no conocerme?"
Su voz rozo contra mi cuerpo, haciendo que los pequeños vellos de mis brazos se erizaran.
"Sí, te conozco. Te cree. Este es mi sueño. Eres una mezcla de Zac y Johnny". Vacilé, mirando detenidamente hacia él. Hablando indiferentemente, aun cuando mi corazón golpeara insensatamente porque era evidente que este tipo no era una mezcla de aquellos dos actores. "Bueno, puede que, seas Superman o el príncipe encantador", Dije, para llegar a algo más que la verdad.
"Yo no soy producto de tu imaginación. Tú me conoces. Tu alma me conoce". Yo no había movido mis pies, pero mi cuerpo se estaba moviendo lentamente hacia él, al igual como su voz me tiraba.
Y llegue a él y mire hacia arriba.
Era Kalona. Lo reconocí desde las primeras palabras que había hablado. Yo sólo no había querido admitirlo.
¿Cómo podría haber soñado con él?
Pesadilla-esto tenía que ser una pesadilla y no un sueño.
Su cuerpo estaba desnudo, pero era completamente trascendental. Su forma cambio a tiempo con la caricia de una briza. Detrás de él, en las oscuras sombras verdes de los arboles, podía ver las formas fantasmales de sus niños, los cuervos Mockers, cuando se aferraban a las ramas con las manos y pies de hombres, mirándome con sus ojos de hombres en sus deformados rostros de pájaros.
"¿sigues aclamando que no me conoces?"
Sus ojos eran oscuros-como el cielo sin estrellas. Parecían la cosa más importante acerca de él. Eso y su liquida voz.
Incluso aunque esto fuera una pesadilla, seguía siendo mía. ¡Puedo despertar! ¡Quiero despertar! ¡Quiero despertar!.
¡Despierta! Pero no lo hice. No podía. Yo no estaba al control. Kalona lo estaba. El había construido este sueño, esta oscuridad, este prado de pesadilla y de algún modo me había traído hasta ahí, cerrando la puerta a la realidad detrás de nosotros.
"¿Qué es lo quieres?" dije las palabras rápidamente para que no pudiera oír temblar mi voz.
"¿Sabes lo que quiero, mi amor. Te quiero a ti".
"Yo no soy tu amor."
"Por supuesto que lo eres". El se movió esta vez, dando un paso tan cerca de mí que podía sentir el frio que vino de su insustancial cuerpo‖ "Mi A-ya."
A-ya había sido el nombre de la doncella que las Sabias Mujeres Cherokee habían creado para atraparlo hace siglos.
El Pánico clavó a través de mí. "¡Yo no soy A-ya!"
"Mandas sobre los elementos", su voz era una caricia, horrible y maravillosa, imperiosa y terrorífica.
"Regalos de mi diosa", le dije.
"Una vez, antes de que mandaras sobre los elementos. Fuiste hecha de ellos. Creada para encantarme". Sus enormes alas oscuras se agitaron y se levantaron. Batiendo suavemente hacia adelante, envolviéndome en un abrazo espectral que era frío como la escarcha.
"¡No! debes haberme confundido con alguien más. Yo no soy tu A-ya". ―Estas equivocada, mi amor. La siento dentro de ti".
Sus alas presionaron contra mi cuerpo, acercándome más hacia él. Aunque su forma física fuese sólo semi-sustancial, podía sentirlo. Sus alas eran suaves. El frio del invierno en contra de la calidez de mi propio sueño.
El contorno de su cuerpo era como frígida niebla. Quemó mi piel, enviando una corriente eléctrica a través de mí, calentándome con un deseo que no deseaba sentir pero imposible de resistir.
Su risa era seductora. Quería ahogarme en él. Me incline hacia adelante, cerrando los ojos y jadeando en voz alta cuando la frigidez de su espíritu rozo contra mis pechos enviando sensaciones punzantes que eran dolorosas, pero deliciosamente eróticas a lugares de mi cuerpo que me hacían sentir fuera de control.
"Te gusta el dolor. Te hace suplicar seguramente". Sus alas se hicieron más insistente, su cuerpo duro y frío, más dolorosa pasión presionándose contra mí. "Ríndete a mí". Su voz ya hermosa, fue inimaginablemente seductora cuando me despertó. "He pasado siglos en tus brazos. Este tiempo juntos será controlado por mí y tú seguramente te deleitaras suplicando que pueda traerte. Deshazte de los grilletes de tu distante diosa y ven a mí. Se mi amor, de verdad, en cuerpo como en alma y ¡te daré el mundo!‖.
El significado de sus palabras, penetraron a través de la neblina del dolor y la suplica como la luz del sol quemando el roció. Encontré de nuevo mi voluntad, tropecé del abrazo de sus alas. Aros de helado humo negro serpentearon alrededor de mi cuerpo, aferrándose, tocándome, acariciándome.
Me sacudí como un enojado gato que se quita la lluvia y los oscuros cabellos se deslizaron por mi cuerpo. "No! no soy tu amor. No soy tu A-ya. Y nunca le daré la espalda NYX! "
Cuando hablé el nombre de NYX, la pesadilla se destruyo.
Me senté recta en la cama, temblando y jadeando.
Stevie Rae dormía profundamente a mi lado, pero Nala se estiro despertando. Ella gruñía suavemente. Su espalda arqueada, su cuerpo estaba completamente inflado y miraba fijamente al aire sobre mí.
"¡Ah, diablos!" Grité y salte fuera de la cama, girando alrededor y mirando arriba, esperando ver a Kalona cernerse como un gigantesco murciélago sobre nosotros.
Nada. No había nada allí.
Agarre a Nala y me senté sobre la cama. Con manos temblorosas la acaricie una y otra vez. "Fue sólo un mal sueño… fue solo un mal sueño... fue sólo un mal sueño", le dije, pero sabía que era una mentira. Kalona era real y de alguna forma fue capaz de alcanzarme a través de mis sueños.

_________________
avatar
Zoey Redbird
Alta Sacerdotisa

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 15/09/2011
Localización : Casa de la Noche

Ver perfil de usuario http://lacasadelanoche.forouruguay.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.